En medio de una fuerte crisis económica, política y social, se lanza Republicanos Unidos en Mar del Plata

Por Pablo Portaluppi

En un contexto de marcada polarización entre el gobernante Frente de Todos y su principal oposición, Juntos por el Cambio, y con una fuerte crisis económica como telón de fondo, que llevó la pobreza al 44,2% y la desocupación al 13,1%, surge en la Argentina una nueva alternativa de gobierno de cara a las elecciones legislativas de 2021 y a las presidenciales de 2023.

El pasado 9 de noviembre oficializaron a nivel nacional un acuerdo electoral los partidos Libertario, Mejorar, Recrear y Unidos, nucleados en el frente Republicanos Unidos, de orientación liberal, cuyas principales figuras son el ex candidato presidencial Ricardo López Murphy, el ex Secretario de Cultura y Medios de Comunicación, Darío Lopérfido y el economista Miguel Boggiano, además de importantes nombres como Gustavo Lazzari, Agustín Etchebarne, Gustavo Segré, Yamil Santoro y Agustín Spaccesi, entre otros.

Mar del Plata, vidriera nacional, tercer distrito electoral de la estratégica provincia de Buenos Aires, sexta ciudad más poblada del país, y el conglomerado urbano más grande del interior bonaerense, no es ajena a estos movimientos. Y tampoco escapa a los graves índices económicos de la Argentina.

El último 26 de marzo, el INDEC informaba que un 11,9% de marplatenses se encontraba sin trabajo durante el último trimestre de 2019. Pero meses más tarde llegó la bomba: en relación a los meses de abril, mayo y junio, se informó que el desempleo en Mar del Plata había trepado al 26%, una cifra nunca antes vista y que se traduce en casi 90.000 personas con problemas de empleo.

En un trabajo realizado recientemente por la Universidad Nacional de la ciudad, se afirma que “en el segundo trimestre de 2020 la tasa de desocupación tuvo un comportamiento diferencial a nivel local respecto del resto de los aglomerados”, agregando que mientras en el total del país creció del 10,6% al 13,1%, “en Mar del Plata aumentó cerca del 100%: pasó del 13,4% al valor récord de 26%”. Y concluye tajante que este índice “ubica a nuestra ciudad en el primer lugar del ránking de aglomerados”, superando a Ushuaia-Rio Grande, Gran Santa Fé, Gran Córdoba e inclusive al Gran Rosario y a los Partidos del Gran Buenos Aires, que en su conjunto alcanzaron el 13,6%.

Con estos alarmantes valores, que serán lamentablemente superados cuando el INDEC publique los datos del tercer trimestre del año y de cara a una temporada que se presenta al menos incierta, el próximo 19 de diciembre se lanzará en el histórico “Torreón del Monje” la versión local de Republicanos Unidos, cuyo principal referente es la ex dirigente radical Juliana Santillán (41), flamante incorporación del Partido Libertario, que tiene como Presidente en la provincia de Buenos Aires a Raúl Biancardi.

Actualmente el Partido Libertario tiene representación en todas las provincias, coordinadores por comuna y reuniones en territorio, estructura y afiliación. “Luego de 3 años de arduo trabajo, la Asamblea Nacional del Partido Libertario y los distritos que la componen, se complacen en anunciar el acuerdo alcanzado con otros espacios para integrar #RepublicanosUnidos”, reza su página web, añadiendo que tenemos la firme convicción de que, a través de nuestro trabajo consistente y el entendimiento con todo el arco político liberal, somos capaces de construir una estructura sólida, que sea un vehículo contundente para los mejores candidatos en el competitivo escenario político argentino”.

Los principales lineamientos de la nueva propuesta estriban en la necesidad de avanzar en “reformas estructurales”, que sirvan como “base para el desarrollo y crecimiento del país, haciendo foco en el pleno funcionamiento e independencia del Poder Judicial”. También propusieron que se “agilicen las reformas que permitan la reducción impositiva y burocrática que destruye o somete a las Pymes”. Y destacaron la urgente necesidad de “abrir nuestros mercados y permitir a los argentinos vender sus productos, aprovechar su competitividad y su enorme potencial creativo, no poniendo restricciones al desarrollo, para que en adelante el trabajo sea genuino y no un subsidio disfrazado que sólo nos conduce al clientelismo y a la decadencia”.

El desafío no es menor. El liberalismo en la Argentina debe luchar con el recuerdo nefasto de las políticas implementadas por el ex ministro de Economía de la última dictadura, José Alfredo Martínez de Hoz, y con el menemismo, que gobernó al país entre 1989 y 1999, provocando por un lado una gran modernización de la infraestructura nacional, pero por otro generando una gravísima desindustrialización de la estructura productiva argentina, lo que llevó a un desempleo nunca antes visto en el país.

En Mar del Plata, las políticas diseñadas por Carlos Menem y su ministro de Economía, Domingo Cavallo, llevaron a una destrucción del tejido productivo local, principalmente el turismo, la industria textil y la pesca. El recuerdo no es grato. Sin embargo, los dirigentes locales son optimistas, catalogando al menemismo como “populismo de derecha”, lejos del liberalismo que ellos propugnan. “Acá de lo que se trata es de dar una batalla cultural”, señala Rolando Demaio, designado Presidente local de la Junta Promotora de Recrear, el partido fundado por Ricardo López Murphy. Recrear integra junto al Partido Libertario las dos patas sobre la que se asienta Republicanos Unidos en la ciudad.

“Queremos ser una opción para aquellos que no son kirchneristas y para quienes están desencantados con Juntos por el Cambio, entre ellos los radicales que sintieron que su presencia en la coalición de Macri fue más testimonial que otra cosa”, afirma Juliana Santillán. Y agrega convencida: Nosotros proponemos el capitalismo como salida a la crisis del país, atrayendo y fomentando inversiones, para dejar de lado definitivamente ese sentimiento culposo que le han querido inculcar al empresariado”. Y aclara que el concepto de “empresario” debe ser muy amplio, abarcando desde quien tiene un pequeño comercio o una microempresa hasta aquel que posea un gran negocio.

Frente a las posibles dudas que siempre generan la conformación de nuevos frentes políticos en la Argentina, la joven dirigente afirma que “el juego de las coaliciones modifica la combinación de variables en el sistema político general. Y el grado de participación política afecta también a los líderes políticos”. A su vez, asegura que “el pacto de partidos significa el reparto del poder interno de la nueva organización. De ese modo, los líderes democratizan la toma de decisiones en la cúspide, con lo que se pasa paulatinamente de un liderazgo carismático, único, a una pluralidad de líderes que necesitan pactar acuerdos de carácter democrático ante los contrapesos y desequilibrios que se puedan originar”.

Los desafíos para Mar del Plata no son pocos. A la altísima tasa de desempleo, se suma nada menos que un 38% de pobreza y un 12% de indigencia, que la convierte de este modo en la cuarta ciudad del país con más indigentes, después de Resistencia, Gran Buenos Aires, y Rosario. Detrás de estas cifras, hay personas: 249.997 pobres y 76.938 indigentes. Mar del Plata posee más de 100 asentamientos precarios, y una fuerte penetración del narcotráfico, lo que llevó a decir al Fiscal Fabián Fernández Garello que el distrito sufría una “conurbanización”.

Además de ello, su estructura económica presenta serias deficiencias. De acuerdo a un estudio elaborado por la Universidad Nacional de Mar del Plata, en el Partido de General Pueyrredón se destaca fuertemente, por sobre otras actividades, el sector servicios (principalmente hoteles y restaurantes), con casi el 64% de participación en la economía local. En un lejano segundo lugar, le siguen otras industrias y la construcción con poco más del 26% y por último el sector primario (vinculado al campo), con menos del 10%. Dicho trabajo no hace más que subrayar que el turismo es la principal actividad, cuando la ciudad, por su cercanía con C.A.B.A., por poseer uno de los principales puertos del país y con un Parque Industrial relativamente ocioso, tiene un potencial que los propios marplatenses no terminan de asumir. Cada año, la temporada se espera como la gran salvación, lo que no deja de ser un gran desperdicio para un distrito que tiene todo para ser mucho más de lo que es.

Para Juliana Santillán, la histórica y delicada situación económica de Mar del Plata se explica por “una grave crisis de representación política local. Tenemos que ser gobernados por gente que se preocupe por la ciudad, y no por delegados del poder central o por dirigentes puestos a dedo por conveniencias políticas”. En ese sentido, asegura que el distrito hoy gobernado por el ex juez y ex funcionario porteño Guillermo Montenegro “se ha convertido en una caja de resonancia nacional”, señalando como ejemplo de ello que “muchas campañas presidenciales han hecho uno de sus cierre aquí”.

Santillán no duda en afirmar que “Mar del Plata presenta un problema estructural de base. Y creemos que el camino para dar vuelta la página es el liberalismo, haciendo eje en la economía, creando corredores comerciales y turísticos con las ciudades vecinas y de la región”, poniendo como ejemplo a Bahía Blanca, a la que define como “ciudad espejo de Mar del Plata”. Pero además de ello, destaca el programa “MDP al mundo”, con el objetivo de tender puentes con una variedad de países para colocar allí productos comercializados y elaborados en la ciudad, situación que en la actualidad se ve complicada por los altos costos impositivos provinciales:Es mucho menos costoso exportar desde el puerto de Buenos Aires que desde el nuestro, lo que genera una enorme distorsión”, acusa la ex dirigente radical.

Para ello, se propone dar batalla desde el Senado Bonaerense en representación de la Quinta Sección Electoral, que comprende nada menos que 27 partidos, con casi 1.200.000 electores en condiciones de votar, representados por 11 diputados y 5 senadores provinciales. Algunos de los distritos que la componen son, además de General Pueyrredón, Ayacucho, Balcarce, Dolores, Tandil, Necochea, Chascomús, y General Belgrano, entre otros.  “Queremos ser una alternativa en las legislativas de 2021, para lo cual vamos a presentar candidatos a concejales en Mar del Plata, para lograr una convergencia de partidos y propuestas para las presidenciales de 2023”, cuenta Juliana Santillán.

Los postulados de la referente marplatense de la flamante coalición van en línea con las propuestas de Ricardo López Murphy, sin duda uno de los grandes nombres que la integran. El ex ministro de Economía y Defensa se propone “la defensa de la libertad en todos sus campos, con un énfasis muy grande en defender la iniciativa y la propiedad privada, el Estado de Derecho”, promoviendo “una moneda fuerte, regulaciones amistosas para que haya inversiones en el país y un orden fiscal creíble y sostenible, ya que forman parte crucial del saneamiento de la Argentina”.

Volviendo a Mar del Plata, uno de los temas más controvertidos que este medio publicó en artículos pasados, es la injusta coparticipación de la provincia de Buenos Aires para con los 135 municipios que la integran. La ley 10.559, promulgada el 22 de octubre de 1987, establece mediante una fórmula anacrónica y compleja el reparto a las comunas.

30 años después, el experimento arrojó fuertes asimetrías. Los 10 municipios que recibieron mayores ingresos per cápita apenas representaban el 0,60% de la población bonaerense y aportaban menos del 1% del PBI provincial. Entre ellos, las localidades de Puán, General Guido, Pila, y Maipú, entre otros. En contraste, los 10 distritos más perjudicados por el reparto concentraban el 27% del total de habitantes y representaban el 23% del Producto Bruto. Algunos de ellos eran General Pueyrredón-Mar del Plata-, Tres de Febrero, Lanús, Lomas de Zamora y Quilmes (estos últimos, dos de los tres partidos más poblados del conurbano).   

El tema tomo estado público, y si bien todos los partidos de la ciudad coincidieron en la necesidad de modificar la ecuación, lo cierto es que nadie inició acciones concretas para lograrlo. Sin duda, no es un asunto sencillo de resolver. “Tenemos que lograr un gobierno autárquico”, asevera Santillán. Y agrega: “Para ello, es menester reformar la Carta Orgánica de la provincia y la Ley de Municipios”.  

Uno de los referentes económicos más importantes de la flamante coalición es Agustín Etchebarne, Director General de la Fundación Libertad y Progreso, que suele expresar sus pensamientos en artículos publicados en el sitio Infobae. En uno de ellos, expresó en forma muy clara el eje de la nueva propuesta: “Demasiada gente toma como normal que otro pague sus cuentas. Y no me refiero solo a los millones que viven de planes sociales; a los millones que viven de un cheque estatal, muchas veces haciendo poco y nada como contraprestación; o a los millones que cobran jubilaciones o pensiones sin haber hecho aportes”.

Y prosiguió: “Me refiero también a los empresarios cuyas empresas están protegidas con altos aranceles y barreras a la competencia del exterior; o también a los que orgullosamente te muestran sus nuevas máquinas compradas con créditos a tasas subsidiadas”.

El camino será largo y sinuoso. Para muchos sectores de la sociedad, liberalismo en la Argentina es sinónimo de mala palabra. Sus dirigentes deberán librar una ardua batalla. Y no sólo cultural.

pabloportaluppi01@gmail.com

@portaluppipablo

 

 

Es un país libre. Comente lo que desee. Sin insultos

Deje aquí su comentario

Your email address will not be published.


*