Fuerte denuncia de un Fiscal a un Juez Federal por darle domiciliaria a un líder narco

Hugo Esteban

Por Pablo Portaluppi

El Fiscal General ante el Tribunal Oral de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani, denunció al Juez Federal de esa ciudad, Santiago Inchausti, por los delitos de prevaricato, violación a los deberes de funcionario público y abuso de autoridad. El motivo de la denuncia fue por la concesión de arresto domiciliario que le otorgó el mencionado magistrado al líder de una banda narco procesado con prisión preventiva, imputado en las causas conocidas como “Marea verde” y “Lavado total”.

Hugo Esteban estuvo prófugo de la Justicia entre el 9 de septiembre de 2016 y el 8 de febrero de 2019 en el marco de dos causas conexas: la 32006228 en la que era investigado por lavado de activos, y la 1575/2015, cuya pesquisa se orientaba al comercio de estupefacientes, siendo ésta última el delito precedente de la primera. Esteban tenía pedido de captura nacional e internacional por ambas causas que derivaron en la incautación de 165 kilos de cocaína,  casi 3000 kilos de marihuana y 350 autos de alta gama. Finalmente, fue detenido el 9 de febrero de 2019 en la ciudad de Gualeguaychú, Entre Rios, por la Policía Federal de dicha provincia. Una de las órdenes de captura la había librado el propio Inchausti. Según Pettigiani, se trata del “más importante caso de narcotráfico que registra la justicia de Mar del Plata”.

Esteban solicitó la domiciliaria el pasado 6 abril, y pese a que el Auxiliar Fiscal de la Fiscalía 2, Dr. Carlos Martínez, la rechazó 24 horas después, es decir, el 7 de abril, el mismo día el juez “resolvió hacer lugar al pedido del imputado”. Los argumentos en los que se basa para mejorarle al reo sus condiciones de detención, en el contexto actual de la pandemia de coronavirus, son su edad -63 años- , y diversas dolencias que afectan su estado de salud, como dolores en la cadera y problemas de presión y corazón.

Pero el caso presenta varios hechos curiosos. Uno de ellos es que el mismo juez que le morigera su detención, había rechazado la prisión domiciliaria apenas una semana atrás, el 30 de marzo, en una situación muy similar al caso del ex vicepresidente Amado Boudou. La otra curiosidad radica en el informe del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema donde manifiesta que el imputado no presentan indicadores clínicos compatibles con afecciones psicopatológicas y que se encontraba hemodinámicamente compensado, amén de no tener antecedentes personales de diabetes.

Así mismo, el Auxiliar Fiscal rebate el argumento esgrimido por el juez respecto a la pandemia de coronavirus, al afirmar que mientras que en Mar del Plata, ciudad a la que el imputado fue a cumplir su arresto domiciliario, se registran casos positivos del covid-19, dentro del Penal de Marcos Paz, donde estaba alojado, no hay casos registrados. Además, remarca el hecho que el 13 de marzo el Servicio Penitenciario Federal elaboró un Protocolo, conformando un comité de crisis, por lo que afirma tajante que “ni el estado de salud del interno ni la situación de pandemia ameritan la necesidad de una detención domiciliaria”.

A partir de dicho informe, el Dr. Martínez, rechazó el pedido de Esteban, además de alegar que se encontraban vigentes los riesgos procesales, en obvia referencia a los años que estuvo prófugo de la Justicia, recordando que durante ese lapso, el reo “realizó múltiples movimientos migratorios a países limítrofes”. Finalmente, en su dictamen, el Auxiliar Fiscal menciona que la causa 1575/2015, en la que Hugo Esteban está imputado, y donde se investiga el secuestro de más de 2800 kilos de marihuana hallados en el interior de un camión que iban a ser trasladados a Mar del Plata el 23 de agosto de 2015, fue elevada a juicio oral y está a la espera de la realización del mismo. Por lo que no duda en afirmar que “hay riesgo de fuga”. Además, remarca los delitos por los que fuera procesado el Sr. Esteban: lavado de activos agravado por habitualidad, miembro de una asociación ilícita, y falsedad ideológica documental.

Este último delito radica en el hecho que se comprobó que el imputado residió con otro nombre en la ciudad de Gualeguaychú, donde finalmente fue apresado, dedicándose al comercio automotor, en la compraventa irregular de automóviles, utilizando el dinero proveniente de su actividad ilícita.

Informe Médico

Por su parte, el Dr. Pettigiani, en su denuncia, remarca el hecho que el Sr. Esteban no se encontraba solamente a disposición del Juzgado a cargo de Inchausti, sino también del Tribunal Oral Federal, que tiene que llevar adelante las audiencias. Con una dureza inusitada, califica a este hecho como “atropello de las atribuciones del otro órgano jurisdiccional interviniente”, además de subrayar que la decisión del magistrado “implicó no solo desoir la advertencia de la fiscalía, sino principalmente impedir la realización de la justicia en un proceso donde no es competente”. Y no dudó en señalar que la medida “ha puesto en riesgo una causa penal”, definiendo el accionar del magistrado como “mala praxis”.

En línea con este razonamiento, cuestiona nuevamente la decisión del juez al decir que la misma se “efectivizó de forma inmediata  con una superficialidad injustificable en razón de la gravedad de los hechos imputados”, remarcando el hecho que el fallo, al que califica de “unilateral y arbitrario”, fue comunicado en forma personal al imputado, produciendo un “avasallamiento”.

En otro párrafo de la denuncia, el representante del Ministerio Público remarca que la “Fiscalía tomó conocimiento de esta medida por un medio periodístico”, por lo que critica la falta de intervención de los órganos competentes en el proceso que se le sigue a Esteban, asegurando que de este modo se puso en riesgo “la actividad del Servicio Penintenciario”. Como se dijo, Esteban se encontraba alojado en el Penal de Marcos Paz, cuyas autoridades debieron proceder de inmediato a su liberación. El mismo día 7 de abril, el imputado ya estaba en su domicilio céntrico de Mar del Plata, hecho que el Fiscal califica como “una clara violación al ordenamiento procesal”. En su decisión, el Juez Santiago Inchausti fijó una caución de $2 millones hasta tanto se disponga la colocación de una pulsera electrónica.

En la causa conocida como “Marea verde”, fueron condenados 15 acusados con penas de hasta 14 años de prisión en junio de 2019. En ese sentido, Pettigiani, quien representó al Ministerio Público en las audiencias, afirma que “fueron sentenciados coimputados de menor responsabilidad que Esteban”. Por su parte, el caso “Lavado total” se inició en el año 2013, cuando se secuestraron en la ruta 2 más de 165 kilos de cocaína. A partir de allí, el proceso fue creciendo hasta llegar a tener incautados más de 350 vehículos y a más de 80 personas involucradas en la investigación. Según la pesquisa, se trataría de dos bandas, una de las cuales estaba liderada por Hugo Esteban. La instrucción la llevó adelante Santiago Inchausti.

Hacia el final de su presentación, el Dr. Pettigiani afirma tajante: “Al Señor Esteban no habría que haberle otorgado el arresto, pero además, se hizo con una injustificada premura, de forma tal que de impedir que otro Tribunal revisara la cuestionada decisión”.

Ante la denuncia presentada por Pettigiani, ahora el magistrado debería declararse incompetente y derivar la presentación ante uno de los dos juzgados civiles de Mar del Plata, ya que el otro Juzgado penal de la ciudad se encuentra subrogado por el mismo Inchausti desde hace casi 5 años.

Cabe consignar que el abogado defensor de Esteban es César Sivo, quien también integra la defensa del ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, además de haber sido el representante legal de Alejandro Ferrarello, presunto testaferro en un prostíbulo del ex camarista Jorge Ferro. Por su parte, el Juez Santiago Inchausti resulta un personaje indescifrable para el mundillo judicial marplatense. Se sabe de su cercana relación con Máximo Kirchner y con su colega Ariel Lijo, pero una alta fuente judicial local le dijo a este medio que el ex ministro de Justicia durante el Gobierno de Mauricio Macri, Germán Garavano, lo tildaba como “intocable”. Como dato, hay que agregar que un hermano del magistrado trabaja en el Ministerio de Justicia.

Con el antecedente cercano de la concesión de la prisión domicilaria a Amado Boudou, y con una fuerte presión de muchos detenidos, el Fiscal Pettigiani se muestra determinante al afirmar que esto “multiplica la situación de tensión social que se genera en quienes se encuentran privados de su libertad al observar que se otorgan beneficios a quienes no les corresponden”.

pabloportaluppi01@gmail.com

@portaluppipablo

 

 

Es un país libre. Comente lo que desee. Sin insultos

Deje aquí su comentario

Your email address will not be published.


*