Se Define el Futuro de la Causa por Espionaje: Crecen los Interrogantes y las Conjeturas

Fiscal Juan Pablo Curi y Juez Alejo Ramos Padilla

Por Pablo Portaluppi

Mientras el expediente 88/2019, a cargo del Juez Alejo Ramos Padilla en el cual se investiga una presunta red de espionaje ilegal, continúa acumulando fojas, no son pocos los que se preguntan por qué las 5 denuncias acumuladas entre 2015 y 2017 contra dicho magistrado en el Consejo de la Magistratura no han prosperado. Y peor aún, tampoco comprenden que no se registren avances en las dos denuncias penales contra Ramos Padilla, una abierta en Bahía Blanca y la restante, la 1374/19, que le realizara la diputada Elisa Carrió en el Juzgado 11 de Comodoro Py a cargo de Claudio Bonadío.

El avance de la investigación en Dolores no parece casual. A pocos días de que la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata, jurisdicción de la que depende el mencionado partido bonaerense, tenga que resolver sobre la competencia de la instrucción, Ramos Padilla expande cada vez más la pesquisa. Lo cual parece tener una explicación: uno de los argumentos procesales para que una causa permanezca donde está es, justamente, el avance que eventualmente pueda registrar. Y hacia allí apuntaría la estrategia de los actuales investigadores, aunque el propio Fiscal de Dolores, Juan Pablo Curi, haya sostenido lo contrario en su dictamen del 28 de febrero: “El estado actual de la investigación (N d R, se reitera: al 28 de febrero), posibilitó distinguir la existencia de otros múltiples hechos que podrían constituir delito y en los que podrían encontrarse involucradas otras personas tales como periodistas y miembros de los poderes judiciales y ministerios públicos fiscales con ámbito de actuación fuera de la jurisdicción de Dolores”. Para luego concluir que “las nuevas hipótesis delictivas se habrían cometido en extraña jurisdicción……por lo que sería pertinente que se remitan las actuaciones a la Excma. Cámara Capitalina”, afirmando que las maniobras “tuvieron epicentro en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Desde aquella fecha hasta hoy la pesquisa profundizó su curso. Ramos Padilla le tomó declaración, entre otros, al suspendido Fiscal Juan Ignacio Bidone, al supuesto ex espía Hugo “Rolo” Barreiro, y a la ex abogada de Leonardo Fariña, Giselle Robles, donde se acusa a reconocidos periodistas y a la ministro de Seguridad Patricia Bullrich de integrar una red con el fin de encarcelar a partir de testimonios inventados a ex funcionarios kirchneristas y a la propia ex presidenta Cristina Fernández. Este presunto avance de la investigación es el argumento en el cual se apoyaría Ramos Padilla para mantener su competencia. Del otro lado, algunos abogados consultados sostienen, en línea con lo dictaminado por el Dr. Curi, que debido a la amplia ramificación de la causa, la misma debería investigarse en Comodoro Py.

Cabe recordar que el falso abogado Marcelo D´Alessio fue denunciado por extorsión por un ignoto empresario agropecuario llamado Pedro Etchebest, quien alegó que D´Alessio lo extorsionó en nombre del Fiscal Federal Carlos Stornelli, quien lleva a cabo la compleja investigación de los “cuadernos” de la corrupción durante la era k revelados por el diario “La Nación”. La denuncia fue radicada en el Juzgado Federal a cargo de Alejo Ramos Padilla alegando que la reunión dónde se habría llevado a cabo la extorsión ocurrió en la ciudad de Pinamar, cuya jurisdicción depende de Dolores. El magistrado decidió procesar al extorsionador y declarar en rebeldía a Stornelli, ya que el Fiscal de Comodoro Py no se presentó a indagatoria las tres veces que fue citado. Así mismo, su abogado, Dr. Roberto Ribas, presentó un recurso de apelación para que la causa se mude a los tribunales de Retiro.

El Fiscal ante la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata es Daniel Adler, titular de la filial local de Justicia Legítima, la agrupación judicial k en la cual también milita -y ocupa un cargo- Alejo Ramos Padilla. Debido a la falta de avances en una causa derivada de “La Ruta del dinero K”, instruída por el Juez Federal de Necochea Bernardo Bibel, donde está imputado el dirigente Roberto Porcaro, el Fiscal José María Campagnoli presentó una denuncia en la cual imputó a los funcionarios judiciales intervinientes en la pesquisa. También denunció a Daniel Eduardo Adler, “por la irregular tramitación de la causa en claro beneficio de los imputados”. Hecho del que este medio ya se ocupó (Ver http://elobservador.online/index.php/2019/04/03/grave-acusacion-de-la-procuracion-contra-la-justicia-federal-de-mar-del-plata-y-necochea-por-una-causa-vinculada-a-la-ruta-del-dinero-k/). Necochea es jurisdicción de la Cámara marplatense, Ante un nuevo impulso del expediente, Adler se excusó de intervenir al advertir que se encontraba implicado en la causa. Lo mismo hizo Alejo Ramos Padilla, quien fuera designado para instruir el sumario abierto por la denuncia de Campagnoli. La razón alegada fue por “compartir con los imputados diversos espacios profesionales”. Más allá de las suspicacias que genera este argumento, lo concreto es que por las mismas razones, el Fiscal Daniel Adler se excusó de intervenir en la competencia del magistrado en la actual causa de espionaje. En su reemplazo fue designado Juan Manuel Pettigiani, Fiscal ante el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, quien cobró notoriedad al mantener sonoros enfrentamientos con su ex jefa Alejandra Gils Carbó, con denuncias incluidas. Es el único representante del MPF en Mar del Plata que no pertenece a Justicia Legítima.

Fiscal Juan Manuel Pettigiani

Según pudo saber este medio, recién para dentro de 10 o 15 días puede haber novedades respecto a lo que resuelva la Cámara. Pero antes de ello, se le hace saber a todas las partes, incluido los querellantes, la radicación y se fija una audiencia oral, que por lo general es reemplazada mediante la presentación de escritos. Lo que puede demorar varios días debido a la cantidad de querellantes que aceptó Ramos Padilla, mayormente imputados o procesados (y hasta detenidos) en presuntas causas de corrupción: desde el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray, hasta Roberto Baratta, ex número 2 de Julio de Vido y cuyo chofer fue el “autor” de los cuadernos, pasando por el mencionado Roberto Porcaro y el abogado José Manuel Ubeira, a quien algunos le atribuyen un rol más destacado del que se le conoce. Tampoco habría que desatender la denuncia de Elisa Carrió contra Marcelo D´Alessio, a quien vincula en verdad como un operador k, haciendo hincapié en sus pasos por la función pública como empleado de ENARSA (Energía Argentina SA), empresa pública creada por el ex presidente Néstor Kirchner en 2004 y que funcionaba bajo la órbita del Ministerio de Planificación de Julio de Vido, así como en sus presuntos vínculos con Marcelo Mallo, líder de Hinchadas Unidas Argentinas, y Rudy Ulloa, ex chofer de los Kirchner.

El rol de los querellantes en una causa es similar al que asumen los fiscales, pudiendo tomar vista del expediente, y hasta solicitar indagatorias y procesamientos. De hecho, en la jerga judicial se los conoce como “fiscales particulares”. De hecho, ante el manifiesto enfrentamiento con el Fiscal Juan Pablo Curi, Ramos Padilla está llevando a cabo la investigación con el acompañamiento de algunos de los querellantes. En los próximos días podría sumarse como tal el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández.

En torno a la Cámara de Mar del Plata y a Juan Manuel Pettigiani hay mucho hermetismo. Saben que están en la mira de muchos. Luego de la renuncia de Jorge Ferro el 22 de marzo de 2018, denunciado por trata de personas y lavado de dinero, el Tribunal marplatense quedó integrado por los jueces Alejandro Tazza y Eduardo Jimenez. Dice un abogado ampliamente conocedor de su funcionamiento: “Tazza y Jiménez son muy amigos. Jiménez es un gran tipo, pero hace lo que dice Tazza. Y Tazza siempre va a caer bien parado. Muñequea las decisiones. Es un gran equilibrista político”. Otra abogada consultada es menos diplomática: “La Cámara de Mar del Plata se la pasó alargando las causas, y nunca resuelven las cuestiones de fondo. Cajonean, estiran. Siempre fue así”. Lo que muchos creen es que lo que dictamine Pettigiani es finalmente lo que vaya a ocurrir, alegando que la Cámara se amparará en el concepto de “criterio vinculante”. Y que pase lo que pase, esa será la decisión final, ya que Casación, que eventualmente recibirá un recurso de queja, rara vez decide sobre la competencia de una causa. Desde la Cámara, que ya denegó dos recursos presentados por Stornelli, dejaron trascender lo siguiente: “El Dr. Ramos Padilla siempre se ha conducido desde el punto de vista institucional de manera impecable”. Su Presidente, Alejandro Tazza, elevó un pedido al Consejo de la Magistratura para crear una segunda sala por exceso de trabajo. Y algunos aseguran que su sueño es ser Consejero.

Según diversas fuentes consultadas, es altamente probable que el mismo día que la Cámara de Mar del Plata resuelva sobre la competencia, también diga algo sobre la comparecencia de Carlos Stornelli ante la Justicia. Para muchos, allí está el meollo de la cuestión: para que la causa de los cuadernos sea herida de gravedad, sería necesario primero procesar al Fiscal. En dicho expediente, en el cual se investiga una asociación ilícita presuntamente liderada por el ex presidenta Cristina Kirchner, dedicada al cobro de coimas vinculadas a la obra pública, hay más de 60 imputados, de los cuales casi 20 son ex funcionarios kirchneristas y más de 40 son empresarios. Y hay 23 imputados colaboradores, es decir, arrepentidos. Según el juez de la causa, Claudio Bonadío, el dinero involucrado supera los U$S 55.000 millones.

Según los detractores de la investigación de Dolores, lo único que le interesaría a Ramos Padilla es procesar a Stornelli. De acuerdo a la resolución del propio Juez declarando en rebeldía al Fiscal, el procesamiento sería un hecho: “Aparecen muchos elementos que lo vinculan con esos hechos de extorsión”, dijo allí. Y agregó que “existen maniobras puntuales que revisten una gravedad institucional mayúscula que no es posible pasar por alto, en las que se constata la participación directa del Fiscal”. Sin embargo, en todos los casos mencionados en la Resolución donde se vincula a Stornelli con prácticas ilegales de espionaje, ninguno está relacionado con la causa de los cuadernos. Allí se citan los casos del ex directivo de la petrolera venezolana PDVSA Gonzalo Brusa Dovat, del mencionado abogado José Manuel Ubeira, y de personas menos conocidas como Pablo Barreiro, Victoria Munin, Jorge Castanon, además del denunciante original Pedro Etchebest. El mismo criterio cabría aplicar a las declaraciones del ex espía Barreiro, de la abogada Robles y del Fiscal Bidone.

Aquellos que se interrogan sobre las razones por las que las denuncias contra Ramos Padilla no avanzan, aseguran que la Justicia Federal de Mar del Plata, de la que depende Dolores, es el contrapeso buscado por el kirchnerismo para contrarrestar a Comodoro Py, fuero que los seguidores de la ex presidenta Cristina Kirchner acusan de actuar en connivencia con el Gobierno de Mauricio Macri. En otras palabras, la investigación por el presunto mega espionaje ilegal sería la contracausa de la de los cuadernos, en la cual está implicada en forma directa la ex mandataria. De hecho, según informó Infobae, el abogado de José María Nuñez Carmona, condenado por la causa Ciccone junto al ex vicepresidente Amado Boudou, le solicitó mediante un escrito a Ramos Padilla que investigue si la declaración como arrepentido de Alejandro Vandenbroele fue “armada”.

En este sentido, merece destacarse un párrafo del propio juez en el procesamiento de D´Alessio: “La sanción de la Ley del Arrepentido 27304 y la percepción de que cualquier cosa es válida para avanzar en la investigación dentro de un proceso judicial por corrupción y de este modo responder a los reclamos de justicia, han ampliado el campo de acción de los agentes de inteligencia, generando una relación estrecha de mutua colaboración con miembros de los poderes judiciales y ministerios públicos fiscales. En este contexto, no importa ya si es verdad o no lo que el testigo o arrepentido diga”.

Mientras se espera una definición fundamental, el paso de Alejo Ramos Padilla por Bahía Blanca merece volver a destacarse (http://elobservador.online/index.php/2019/04/20/el-paso-de-alejo-ramos-padilla-por-bahia-blanca-del-presunto-encubrimiento-a-lazaro-baez-a-la-coaccion-psicologica/)

pabloportaluppi01@gmail.com

@portaluppipablo

 

 

 

 

Es un país libre. Comente lo que desee. Sin insultos

Deje aquí su comentario

Your email address will not be published.


*